Escritura de compraventa privada por la que D. Clemente Barriuso vende a D. Esteban Millán una finca. 

Este escritura está fechada en el año 1950

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un contrato de permuta, es un documento en el que dos personas ya sean físicas o morales, intercambian o transmiten algo, sea cual fuere el artículo permutado.

El contrato de permuta es un contrato simple que se utiliza cuando el monto del intercambio es menor a una cierta cantidad y se ajusta a la legislación civil del lugar en que se realiza.

Este contrato, contará con las firmas de los interesados así como de dos testigos quienes manifiestan conocer personalmente a las partes otorgantes de este contrato, y estar conscientes de que tienen la capacidad legal para celebrar ese contrato dando fe.




Con este documento queremos reflejar cómo ha evolucionado la vida y lo que antes, a mediados del siglo pasado,  era un artículo de lujo hoy prácticamente es un objeto que está al alcance de todo el mundo. 

 

 

Antiguamente los tratos orales de compraventa de animales, productos del campo, etc. terminaban con un “trato hecho” y un apretón de manos lo se respetaba como palabra de ley.

En el caso de las fincas rústicas o urbanas bastaba con un documento escrito donde el vendedor expresa su voluntad de enajenar al comprador uno o varios de sus fundos o predios, indicando sus linderos. Dicho documento finaliza con la firma de ambos y las de varios testigos.

Otras veces estas transacciones se llevaban a cabo ante notario lo que les otorgaba validez oficial.

A continuación se recogen algunos escritos de compraventa de fincas rústicas u otros inmuebles.